NCAA

La jugadora del millón de dólares dice adiós a la temporada

Paige Bueckers, la primera atleta universitaria que podría ganar un millón de dólares al año en concepto de patrocinio, se rompe el cruzado y dice adiós a la próxima temporada.

Actualizado a

Paige Bueckers, jugadora de UConn, se ha convirtió hace unos meses en la primera atleta universitaria que firmaba con Gatorade, uniéndose a una lista de atletas que está repleta de deportistas de élite como Serena Williams, Sydney McLaughlin y Elena Delle Donne, así como de jóvenes estrellas masculinas como Zion Williamson, Jayson Tatum y Trevor Lawrence. Puede ganar un millón de dólares al año en concepto de patrocinio entre Gatorade y otro acuerdo con StockX, según informaba en su día el Wall Street Journal. La base es toda una estrella en EE UU a pesar de tener sólo 20 años y todos los pronósticos le dan entre el 1 y el 2 en el draft de 2024 de la WNBA. Muchos la comparan con Stephen Curry por compartir posición en el campo pero, sobre todo, por su forma de jugar y especialmente de lanzar a canasta. Pero las lesiones empiezan a amenazar una carrera que todavía apunta al estrellato.

Si la temporada pasada no le dejaron jugar al 100% en muchos tramos de la misma, ahora se va a perder la que viene al completo. Bueckers se ha roto el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda cuando jugaba un partido, parece ser que fuera de la actividad con su universidad, aunque no se ha aclarado qué tipo de partido era. La lesión la dejará fuera de las pistas hasta el inicio del curso 2023, con lo que se pasará el tercero de sus cuatro años universitarios en el dique seco. “Es todo tan loco porque trabajas muy duro para volver a estar sana, te sientes más fuerte que nunca y estás jugando tu mejor baloncesto y con un movimiento repentino todo cambia”, escribía en su Instagram la jugadora. “Estamos todos devastados por Paige”, dijo el entrenador de UConn, Geno Auriemma. “Ha trabajado muy duro para volverse más fuerte y esta temporada y este es un revés desafortunado. Paige es obviamente una jugadora de baloncesto increíble, pero es una mejor persona y compañera de equipo y es realmente desafortunado que esto le haya sucedido”.

La temporada 2020-21, su temporada rookie en la universidad, Bueckers se convirtió en la primera estudiante de primer año en ganar el Premio Wooden, el Trofeo Naismith, la Jugadora del Año de la AP y la Jugadora del Año de la USBWA. Lideró a los Huskies en puntos, asistencias, robos y porcentaje de tiros de campo desde la línea de tres puntos y llevo a su equipo a la Final Four universitaria. El año pasado una fractura de la meseta tibial anterior y un desgarro del menisco lateral, también en su rodilla izquierda, la dejaron 19 encuentros sin jugar. Tan sólo pudo estar en pista al principio y al final de la temporada. Aún así ayudó a que su UConn jugara el partido por el título universitario, donde perdió contra Carolina del Sur.

Bueckers pasó de promediar 20 puntos, 4.9 rebotes y 5.7 asistencias en su primer año a 14.9 puntos, 4 rebotes y 3.9 asistencias en el segundo. Eso sí, con restricción de minutos (17 de media), por lo que las cifras siguen siendo sobresalientes. Ha sido campeona del mundo Sub-17 y Sub-19. En éste último, en 2019, fue nombrada MVP después de ser la máxima asistente del torneo (5,4 por partido) y de completar una actuación tremenda en la final ante Australia, en la que EE UU ganó 74-70 en la prórroga con 17 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias de la base. De momento todas estas estadísticas y estos premios quedan en suspenso. La jugadora del millón de dólares estará un año sin jugar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?