ACTUALIDAD

Rusia recibe misteriosos ataques en su territorio

Moscú señala a Kiev como responsable de la autoría de algunos incendios y bombardeos en el interior de Rusia. Los ataques podrían afectar a las tropas rusas en suelo ucraniano.

0
SERHII NUZHNENKOREUTERS

Desde que comenzó la guerra en Ucrania, Rusia ha sufrido numerosos y enigmáticos “accidentes” en localizaciones clave, bien sea por su posición o por lo que se guarda dentro de ellas. Entre ellos, un incendio mortal en un instituto de investigación aeroespacial, la quema de una fábrica de municiones y otros dos incendios de dos depósitos de petróleo.

Hasta el momento nadie se ha atribuido la responsabilidad de los acontecimientos, pero algunos analistas citados por AFP señalan que Kiev ejecutó los incendios de los dos depósitos de petróleo en el que murieron al menos 17 personas. Ucrania niega tener nada que ver con el accidente y Mijailo Podoliak, asesor principal del presidente ucraniano Volodimir Zelenski, ya ha calificado el incendio como “intervención divina”. “El karma es algo cruel”, señaló Podoliak en una publicación en Telegram.

Pero 'Ukraine Weapons Tracker', una cuenta de Twitter que publica relatos detallados basados en grabaciones de los ataques que se producen en ambos bandos, ha confirmado que ha recibido información "confiable" de que drones ucranianos Bayraktar provocaron los incendios de Bryansk. Rob Lee, otro analista de guerra, aseguró a The Guardian que lo ocurrido “probablemente fue un ataque ucraniano, pero no podemos estar seguros”.

"Parte de la estrategia" de Ucrania

"Nada confirmaría los sabotajes ucranianos, excepto por el hecho de que muchos de los incendios parecían alcanzar objetivos estratégicos/militares", dijo Phillips O'Brien, profesor de estudios estratégicos en la Universidad de St. Andrews, Escocia. "Ciertamente parece ser parte de su estrategia", agregó

Otros de los acontecimientos que han activado las alarmas y las especulaciones han sido los incendios en una base aérea al norte de Vladivostok y en una planta de carbón en Sajalín a finales de abril, o los aparentes bombardeos de helicópteros y drones y evidentes actos de sabotaje contra infraestructuras en Kursk y Belgorod Oblast, en la frontera de Rusia con Ucrania, cerca de los combates. Los gobernadores de estos territorios culparon a Ucrania de los ataques.

Algunos funcionarios del Pentágono ya aseguraron que las fuerzas rusas están recibiendo pocos suministros, y los ataques a su infraestructura afectarían todavía más su papel en la guerra. De momento, Estados Unidos se niega a comentar si cree que existe una campaña activa de sabotaje en el interior de Rusia que tome como blancos a sitios no tan directamente relacionados con la invasión.