ACRUALIDAD

Putin justifica la invasión: "Occidente se estaba preparando para la invasión de nuestra tierra"

El presidente ruso ha llevado a cabo un discurso protagonizado por la justificación de la guerra, los paralelismos con la Segunda Guerra Mundial y la ausencia de una posible "victoria" rusa.

0
MIKHAIL METZELAFP

Este lunes 9 de mayo se celebra en Rusia el Día de la Victoria, una jornada conmemorativa que recuerda el triunfo de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Con este escenario, el presidente ruso Vladimir Putin ha asegurado que la invasión de Ucrania era necesaria porque Occidente se estaba “preparando para la invasión de nuestra tierra, incluida Crimea". Rodeado por veteranos de la Segunda Guerra Mundial, el discurso de Putin ha estado protagonizado por tres elementos: la justificación de la invasión, los paralelismos con la Segunda Guerra Mundial y la ausencia de una posible “victoria” rusa.

Putin ha explicado que el Ejército de su país llevó a cabo un "ataque preventivo" ante la amenaza de la OTAN al invadir Ucrania, y que las tropas rusas y las milicias de Donetsk y Lugansk luchan ahora por su patria, por su futuro para que nadie olvide las lecciones de la Segunda Guerra Mundial, para que "no haya sitio para los nazis". “Es nuestro deber guardar la memoria de quienes aplastaron al nazismo, quienes nos legaron estar atentos y hacer todo lo posible para que el horror de una guerra global no vuelva a pasar", ha señalado Putin antes de culpar a Estados Unidos y a la OTAN.

Así, Putin ha querido poner en valor la madre patria: “Rusia rechazó preventivamente la agresión. Fue una decisión forzada, oportuna. Era la única decisión posible y correcta para un país soberano, fuerte e independiente”. Y se ha remontado años atrás para señalar a Washington y justificar sus movimientos: “Estados Unidos comenzó a hablar de su exclusividad tras el colapso de la Unión Soviética, humillando no solo al mundo entero, sino a sus satélites. Pero somos un país diferente, jamás renunciaremos al amor a la patria, a la fe y los valores tradicionales, a las costumbres de nuestros antepasados”.

"Teníamos que hacer esto"

“Ellos trataron de crear una amenaza para nosotros, desplegando tropas. Cada vez era más peligroso, teníamos que hacer esto [atacar Ucrania] y era lo único que se podía hacer". "Querían que fingiésemos que no nos enterábamos de nada, que nos lo tragásemos, pero somos otro tipo de país", ha justificado el presidente ruso, que recordó los motivos de la guerra a sus tropas en Ucrania: “Estáis luchando por vuestra tierra, y porque no se olviden las lecciones de la Segunda Guerra Mundial”.

Lo curioso del discurso fue la ausencia de las “victorias” rusas hasta el momento, como la toma casi por completo de Mariupol. Tampoco ha habido mención a un posible final para el conflicto ni la posibilidad de nuevos bombardeos en el discurso de Putin en la Plaza Roja de Moscú, donde han participado unos 11.000 soldados.

Los objetivos que se marcó Putin cuando el 24 de febrero de 2022 inició la invasión de Ucrania no se han cumplido: ni el puerto de Mariúpol, clave para unir el Donbás con la península de Crimea, está conquistado en su totalidad (resiste la acería de Azovstal), ni se han "liberado" las autoproclamadas repúblicas de Donestk y Lugansk, ni se pudo conquistar Kiev en lo que parecía una operación relámpago al inicio de la guerra. Dos meses y medio después de haber desplegado sus fuerzas en Ucrania, los combates se concentran en el este del país. Rusia tuvo que rebajar sus ambiciones de tomar rápidamente el país y la capital frente a la feroz resistencia de las tropas ucranianas, armadas por los países occidentales.