ACTUALIDAD

Zircon, el misil hipersónico que prueba Rusia

Moscú ha asegurado que desplegará el misil antes de que acabe el año. La fragata Almirante Golovko será la primera en estar armada a tiempo completo con el Zircon.

0
RUSSIAN DEFENCE MINISTRYvia REUTERS

Rusia ha completado las pruebas de su misil de crucero hipersónico Zircon y lo desplegará antes de fin de año en una nueva fragata de su Flota del Norte, según afirmó el miércoles Alexander Moiseyev, comandante de la Flota del Norte. Moiseyev aseguró que la fragata Almirante Golovko se convertirá en la primera en ser armada a tiempo completo con el Zircon, según recogió la agencia de noticias TASS.

El Ministerio de Defensa de Rusia indicó la semana pasada que había probado con éxito el Zircon desde un buque en el mar de Barents. Lo lanzó a un objetivo a unos 1.000 km (625 millas) de distancia en el mar Blanco, y acertó en el blanco.

El presidente Vladimir Putin ha descrito el Zircon como parte de una nueva generación de sistemas armamentísticos que son capaces de viajar a nueve veces la velocidad del sonido. A pesar de que Rusia ha sufrido grandes pérdidas durante estos tres meses de guerra en Ucrania, ha seguido realizando pruebas de alto nivel de sus misiles más nuevos.

Kinzhal, el otro misil ruso

Además del Zircon, Rusia sigue desarrollando nuevos armamentos que puedan ser de utilidad en la guerra de Ucrania. Otro de los misiles supersónicos de nueva generación que está desarrollando es el Kinzhal. Además de ser diez veces más rápido que la velocidad del sonido, permite la maniobrabilidad durante toda la trayectoria.

"Es imposible interceptarlo con medios de defensa aérea y sistemas antimisiles", señaló el primer viceprimer ministro ruso Yuri Borisov. Además, indicó que el Kinzhal puede “alcanzar objetivos terrestres, incluidos los protegidos, y objetivos móviles en el mar".

Aunque Rusia pretende mejorar el misil, Moscú ya ha utilizado el Kinzhal en la guerra de Ucrania. Este misil tiene una gran potencia destructora debido a su alta precisión y la dificultad para interceptarlo. Además, Moscú ya ha explicado que tiene “suficiente misiles y municiones guiados con precisión moderna para cumplir todas las misiones establecidas para las Fuerzas Armadas rusas".