REAL MADRID F.

Caroline Weir, la niña que soñaba con ser como Zidane

La nueva centrocampista del Real Madrid creció perfeccionando su técnica en el jardín de su casa, con la camiseta blanca y el 5 a la espalda.

Actualizado a
Osasuna

Ha jugado 45 minutos con el Real Madrid y ya tiene encandilada a la afición. Caroline Weir (Dunfermline, 20/6/1995) destacó por encima de sus compañeras en el estreno de la tercera versión del equipo femenino blanco esta pretemporada, que tiene como objetivo principal clasificarse para la fase de grupos de la Champions. La escocesa dio dinamismo al ataque madridista, creó juego, lo repartió y marcó. Fue solo la primera muestra de una centrocampista ofensiva que desarrolló todas sus habilidades futbolísticas en el pequeño campo de fútbol que su padre le construyó en el jardín de casa, con la camiseta de su ídolo Zidane enfundada.

Así se la podía ver en el vídeo publicado por el club blanco en sus redes sociales el día de su presentación. En las imágenes se podía ver a la pequeña Caroline con la equipación del Real Madrid y el ‘5′ a la espalda dando toques con el balón. El francés marcó la carrera de una niña que soñó con ser futbolista y lo cumplió.

En una pequeña cancha con porterías ideada por su padre, Weir perfeccionaba sus habilidades futbolísticas mientras empezaba su viaje unida al balón. Como no había equipos femeninos en Dunfermline, su localidad de origen, empezó a jugar en el Elgin Star masculino. “En el fondo me gustaba ser la única chica”, contaba en una entrevista en The Sunday Post el año pasado, ya consagrada como estrella del fútbol escocés.

Ya con diez años, la hoy centrocampista del Real Madrid entró en el Hibernian femenino, en el que brilló en categorías inferiores. Con el primer equipo debutó antes de cumplir siquiera los 16 años, en mayo de 2011, ante el Glasgow City.

Entonces parecía que el siguiente paso sería una beca deportiva para seguir formándose y jugando al fútbol en Estados Unidos, pero la llamada del Arsenal lo paró todo. La entrenadora gunner Shelley Kerr, también escocesa, seguía su evolución y la ficharon. “Tuve unas vacaciones ‘de chicas’ en Maguluf y la semana siguiente me mudé a Hertfordshire para unirme al Arsenal”, explicaba. Era julio de 2013.

Después llegaron sus pasos por Bristol y Liverpool antes de firmar por el City, desde donde ha llegado, tras acabar contrato, al Real Madrid. Centrocampista de clara vocación ofensiva —también ha jugado de delantera—, Weir es experta en dar asistencias. En la última temporada, repartió cinco en 19 partidos de liga inglesa, en los que anotó seis goles. En la 2020-21 fueron tres y ocho goles en la competición doméstica.

En su debut con el Real Madrid en este pretemporada, marcó el 0-1 ante Osasuna tras aprovechar un balón suelto en el área y dio el 0-2 a Nahikari que marcó con la ayuda de una defensa rojilla. Su rendimiento ilusiona a la afición blanca.

Histórica con Escocia

Paralelamente a su carrera en clubes, Weir hizo historia con su selección, de cuyo primer once inicial en una Eurocopa formó parte el 19 de julio de 2017, ante Inglaterra. De hecho, las jugadoras de la Selección española se acordarán, seguro, de la que fue la autora del gol del triunfo escocés sobre La Roja en la última jornada de aquella fase de grupos. Su hoy compañera Esther González, lo vio desde el banquillo.

La de Dunfermline también jugó los tres partidos del Mundial 2019 con su selección y fue una de las dos escocesas convocadas por Gran Bretaña para disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. Ahora le toca seguir cumpliendo sueños de blanco...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?