ATHLETIC 1-REAL SOCIEDAD 0 | EUSKAL HERRIA TXAPELA

El Athletic se lleva un derbi áspero

Juego físico, choques y hasta una expulsión de Rico en la Euskal Herria Txapela ante la Real. Los leones cimentan el triunfo en un buen primer tiempo

Actualizado a

La Euskal Herria Txapela reúne cada año a los dos equipos que más puntos lograron el año anterior en los derbis vascos de Liga. En esta ocasión se enfrentaban los dos actores principales de Euskadi, Athletic y Real Sociedad. El campo de Lasesarre constató que hay unas ganas de fútbol tremendas. Fantástico ambiente con superioridad manifiesta de los rojiblancos, que recibieron el trofeo en medio de la invasión de campo. Sexta edición de una cita que empieza a ser clásica y segunda a las vitrinas de San Mamés. Un derbi es un derbi incluso sin puntos en juego, así que no faltó intensidad en Barakaldo, a veces derivó en excesiva. El problema es que cayó Raúl García en el minuto 50, con una lesión en el sóleo, cuando opositaba a ser el ‘nueve’ de Valverde en el estreno del campeonato. Esa preocupación no esconde que el equipo maniató a todo un representante de Europa League y que desplegó un juego con estilo y personalidad; la evolución durante la pretemporada ha sido incesante. Quitarle la pelota a esta Real es complicado y lo logró, no sin un esfuerzo constante. Se vio saludarse a Elizegi, el presidente saliente, y Uriarte, el que acaba de llegar.

Era importante chequear ambas alineaciones, en lo que suponía que era un ensayo general de cara a la Liga. Simón e Iñigo están lesionados por parte vizcaína y no se desplazaron, pero podrán estar el día 15. Valverde puso en el lateral derecho a Lekue, pero ese sitio se supone que será para De Marcos ante el Mallorca. Vivian y Yeray formaron en el centro de la zaga. El segundo solo jugó un tiempo, por precaución. Zarraga se está ganando las habichuelas y formó en la zona de creación con Vesga, una de las sensaciones del verano. Y en el día más importante Valverde volvió a apostar por Williams en banda y Raúl García de referencia arriba, aunque luego tuvo que desfilar por el problema en el gemelo. Y Sancet se movió como pez en el agua entre líneas. Imanol puso a su once de gala a día hoy, a la espera de que se pongan a tono Isak y Silva. Eso sí, sin Remiro, que causó baja de última hora por molestias en la rodilla izquierda.

RESUMEN

Athletic: Iru; Lekue (De Marcos, m.65), Vivian, Yeray (Paredes, m.46), Yuri; Vesga, Zarraga (Dani García, m.82), Sancet (Villalibre, m.82); Iñaki Williams, Berenguer (Muniain, m.65) y Raúl García (Nico Williams, m.50). 

Real Sociedad: Zubiaurre; Gorosabel (Jo Gómez, m.82), Zubeldia, Le Normand, Diego Rico; Illarramendi (Urko González, m.76), Merino, Brais Méndez (Olasagasti, m.82); Barrenetxea (Robert Navarro, m.63), Kubo (Arambari, m.76) y Carlos Fernández (Karrikaburu, m.62). 

Gol: 1-0, m.22: Vesga. 

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Colegio Vizcaíno). Expulsó a Diego Rico por doble amonestación (m.52 y 71). Además, mostró tarjeta amarilla a Sancet (m.57), del Athletic, y a Le Normand (65), Illarramendi (m.70) y Olasagasti (m.93), de la Real. 

Incidencias: Final de la Euskal Herria Txapela, partido que mide a los dos equipos vascos con más puntos en los derbis la temporada precedente, presenciada por unos 7.000 espectadores en el campo de Lasesarre, de Barakaldo. 5.500 espectadores. Antes del choque, el exmeta del Athletic Gorka Izaizoz recibió un homenaje por su trayectoria deportiva acompañado por uno de los jugadores más importantes de la historia del Barakaldo, Juanjo Benito.

La final arrancó con un emotivo acto de homenaje al portero Iraizoz, con pasillo por parte de ambos conjuntos. La primera parte, mientras las piernas estaban frescas, albergó más juego. Los 90 minutos tartamudearon con constantes interrupciones por choques y golpes. Desde luego, no hubo concesiones, al contrario, juego muy físico, y seis amarillas, dos de ellas para Rico, que tuvo que desfilar a la caseta. La presión alta de los leones marcó la pauta en la media hora inicial, con mucha vigilancia a los interiores de la Real. Las ocasiones se sucedieron gracias a esos robos cerca del área, con Williams especialmente incisivo e inspirado con los regates. Berenguer y Yuri tuvieron oportunidades para abrir la cuenta. Mezclar a Zarraga y Sancet permite tener muy buen trato con el balón. A los txuri-urdin les costaba mucho salir de las proximidades de Zubiaurre.

Los porteros se adornaron en exceso en alguna oportunidad y añadieron emoción. El Athletic estaba más fino y en el minuto 23 golpeó a balón parado, como suele hacer muchas veces cuando la pelota no quiere entrar: Berenguer puso un caramelo al área y cabeceó a placer Vesga, que además de cubrir metros y mandar, puede meter goles. En el 36 una bonita triangulación acabó con pase de Williams que Sancet envió por encima de la portería. Y en el 44′, Zarraga se lució con un zapatazo que sacó con dos manos el meta txuri-urdin. La Real salió más decidida y vertical en el segundo tiempo, pero sin gozar de oportunidades muy claras

Nico Williams, escurridizo para la zaga visitante, saltó al campo por Raúl y resituó a Iñaki como ariete. El carrusel de cambios hizo perder el hilo en el intento por un juego fluido, aunque con el cansancio de algunos protagonistas, las llegadas al área eran más sencillas. La Real jugó los 20 minutos finales con diez, por expulsión de Rico. Vio la segunda amarilla por soltar el brazo ante Vivian y allanó un remate de derbi más bilbaíno. En esa falta, Nico Williams metió una rosquita que casi supone el 2-0. Villalibre salió para los diez minutos finales y la grada por poco se cae del afecto. El marcador no se movió. La Liga llama a la puerta y no es cuestión de exponer muchas más cosas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?