CELTA | MOURIÑO

“Que Denis explique por qué el Sevilla le mandó a freír espárragos”

Carlos Mouriño, el presidente del Celta, no elude los temas más polémicos de la actualidad olívica en la segunda entrega de la entrevista concedida a AS.

Actualizado a

Desde la ilusión por la nueva ciudad deportiva a su enorme decepción con Denis, Carlos Mouriño repasa toda la actualidad de la entidad olívica. Habla de las diferencias con Coudet, explica la relación contractual con Luís Campos y muestra su malestar por el ninguneo de la Selección a Iago Aspas.

¿Cómo va el proyecto de la ciudad deportiva?

Fantástico. Queremos hacer un gran proyecto, estamos hablando de una inversión de 120 millones. La Xunta lo va a declarar de interés autonómico para poder desarrollarlo y es el proyecto más importante que hay en el sur de Galicia. La idea es empezar todas las obras al mismo tiempo, tanto los campos, como el pabellón, como el hotel y la residencia.

¿Cuál es el fin del pabellón?

Para todos los deportes y todos los espectáculos. No soy capaz de dar con la tecla para que la gente lo entienda, pero nosotros tenemos que buscar recursos para hacer un mejor equipo. Nosotros con los 80 o 90 millones máximo que podemos tener ahora, vamos a estar siempre en esta zona. ¿Por qué el Atlético puede hacer un centro comercial? ¿Por qué el Real Madrid lo está haciendo en su estadio? Y nosotros no podemos. ¿Cuánto dinero van a sacar estos equipos de sus centros comerciales? Y aquí nos asustamos, nos llevamos las manos a la cabeza porque alguien se va a hacer rico. ¿Quién, yo? Pero cuántos años me quedan a mí de vida, que me importan a mí diez millones más o diez millones menos. Sin embargo, esa idea de la gente es difícil de cambiarla. Nuestra idea era conseguir ese dinero para fichar uno o dos jugadores más, no para hacer más rico a nadie. Mira que lo he explicado veces y veces y no he sido capaz de que la gente lo entendiera, todo el mundo se va con mi enriquecimiento personal.

¿Da por perdida la batalla del centro comercial?

Sí, sí, por supuesto que lo doy por perdido. Fue algo que no cuajó. No supe transmitir la idea y si la gente está totalmente en contra, pues yo también.

Por aclarar lo del pabellón, ¿Quién va a jugar allí?

Nosotros siempre vamos con los mejores. Estamos con los mejores diseñadores del mundo de este tipo y ahí nos dirán todo lo que podemos hacer. Yo me voy a pelear para que muchos equipos que hay en la ciudad puedan disponer del pabellón, pero también será lógico pensar que queramos sacarle un rendimiento.

La última polémica sobre este proyecto es que la Xunta permite construir sobre unos restos arqueológicos.

Qué curioso, empezamos hace dos años con las primeras obras y ahora sale esta problema. Los restos ya se descubrieron en la primera excavación y los hemos analizado, los hemos visto y los hemos cuidado. Y si vais hoy allí, veréis a los grupos arqueológicos haciendo el trabajo igual para la segunda fase. Ese problema se les ocurrió ahora. ¿Qué más se les va a ocurrir?

Vamos, que es política.

Totalmente, como ha sido política todas las trabas que nos pusieron y que se van resolviendo todas favorables a nosotros, incluso demandas penales. Quien está detrás ya no lo digo, no tiene caso. Hay una legalidad completa y la Xunta no se iba a meter en una declaración de interés autonómico si antes no hubiera hecho todos los análisis jurídicos, de carreteras, de viabilidades, de todo...

Pero al final todo confluye en política y seguramente el PP le apoya a usted porque va contra Caballero.

No lo creo. Como tampoco creo que cuando Caballero salía conmigo y se sumaba a los triunfos del Celta era por pelearse con la Xunta. Creo que él veía una cosa que era buena para Vigo y para él y la apoyaba, que era el Celta. Cuando él quiere mandar en el Celta y el Celta no acepta sus órdenes, entonces vienen los problemas. Pero ni unos ni otros, estamos con quien apoya al Celta, no nos metemos en política para nada.

Ustedes igual no, pero los políticos sí se meten en el fútbol para buscar votos.

Por supuesto. Nunca lo vamos a dudar. Una de las diferencias del fútbol con el resto de empresas es una parte social importantísima y una parte política impresionante, claro que sí.

Vamos al césped. Usted dijo una vez que prefería diez años en Primera a uno en Europa. Ya lleva diez años en Primera y uno estuvo en Europa. ¿Ahora toca el segundo?

Es muy difícil. Los datos están para analizarlos y nosotros no estamos en condiciones de entrar en Europa por nuestra economía. No podemos. Podemos entrar un año, igual que puede entrar cualquier otro equipo. Esta situación sólo es reconducible si conseguimos aumentar los ingresos, que es lo que la gente no acaba de entender.

Pero ustedes prometieron un salto de calidad para este año.

Claro, porque buscamos la novedad. Hemos estado viendo que con jugadores veteranos no éramos capaces de llegar, entonces cambiamos el sistema, vamos a ir a jugadores jóvenes a ver si con ese hambre y con esas ganas podemos dar ese salto de calidad. Buscamos jugadores que ya hayan demostrado su calidad, pero con futuro, que dentro de tres o cuatro años nos pueden llevar al triunfo. También con entrenadores de fuera, que mucho nos han criticado por traer técnicos sin experiencia en la Liga, pero buscábamos eso. Si nosotros vamos a lo normal, nunca vamos a poder salir de ahí.

Sólo le veo una grieta a esa filosofía de traer gente joven, que Coudet prefiere experiencia.

Yo creo que Coudet apostará por la gente que juegue al fútbol. No sé cuáles eran sus preferencias, eso es un problema de él en el que no nos metemos. Nosotros tenemos que buscar una combinación de lo que es mejor para el equipo y lo que es mejor para el entrenador. Muchas veces creemos que es mejor un jugador que otro hacia futuro, hacia equipo y hacia rendimiento. Podemos estar más o menos de acuerdo con el entrenador, pero casi siempre vamos de la mano. Muy pocas veces hay grandes divergencias. Todos quisiéramos jugadores con experiencia, que estuvieran en el precio que podemos pagar y que fueran internacionales como todos los que trajimos. Es muy fácil pedir y echar la culpa al que no da, pero el que no da tiene un montón de motivos, desde económico a técnicos, pasando por jugadores que no quieren venir.

Desde fuera, pero conociendo lo que pasa dentro, da la sensación de que las divergencias con Coudet son cada día mayores.

Yo no lo siento así. Creo que con Coudet estamos muy bien, aunque tenemos criterios diferentes en algunas cosas. Me gustaría que le preguntaras a Coudet que le parece Larsen y a lo mejor te dice que no le importa que sea joven ni que nunca estuviera en España. Yo creo que te responderá eso, aunque la primera opción de él no era Larsen, la nuestra sí. Nosotros tratamos de complacerlo, no pudimos y al final trajimos nuestra primera opción. Pregúntale si está contento con esa incorporación. Al entrenador hay que darle jugadores que sepan jugar al fútbol y la obligación de él es sacarle el máximo rendimiento, vengan de donde vengan, tengan la edad que tengan y hablen el idioma que hablen.

¿Cómo se tomó ese amago de dimisión del verano?

Es que a mí nunca me llegó. Aquí las puertas están abiertas, no retenemos a nadie y el que no está a gusto que nos lo diga, no hay ningún problema. Te puedo asegurar que él jamás puso en duda su continuidad, al menos conmigo.

¿No cree que fue una medida de presión social para que llegaran los fichajes?

No lo sé, eso habría que preguntárselo a él. Lo que está claro es que no nos dejamos presionar porque los fichajes se hicieron cuando se pudieron hacer. Teníamos una serie de fichajes aprobados por él que queríamos esperar por ellos y estábamos muy tranquilos. Mientras esos jugadores dijeran que querían venir al Celta, no íbamos a por otros, y al final vinieron al Celta.

¿Habrá fichajes en enero?

Complicado, muy difícil, yo creo que no. Los topes salariales son los que son y no hay tope para traer a nadie, a no ser que hubiera alguna venta.

¿Esa venta puede ser Denis?

No, es muy difícil. Hemos marcado una hoja de ruta clara desde el principio y se quedará aquí porque la carta de libertad no se la vamos a dar, ya que cargando lo que tenemos que cargar de amortización tampoco podríamos traer a ningún jugador. Si ya no tuvo una sola oferta en verano, me parece difícil que ahora tenga ofertas, en las condiciones que él quiere, claro, porque ofertas tuvo. Tuvo una de doce millones de euros de un equipo árabe, proporcionada por nosotros, y él llama a ese equipo para preguntarle cuánto más le pagarían con la carta de libertad. Luego, tuvimos la posibilidad de un intercambio con Óscar, pero le pidió una barbaridad de dinero y el Sevilla lo mandó a freír espárragos, tuvo la oportunidad del Betis muy similar... Con los cuatro millones que nos daban de Arabia hubiéramos traído a un jugador cojonudo y él no quiso porque decía que iba a conseguir que le dejáramos salir gratis y que esos cuatro millones se los pagaran a él. Me parece una deslealtad brutal y tremenda, que lo explique. Que explique el dinero que le pidió al Sevilla por irse. Y que explique por qué no llegó ninguna de todas esas ofertas que tenía. Ni él nos presentó ninguna ni al club llegó ninguna. Porque no existieron. Sólo las tres primeras, a partir de ahí ninguna. Que cuente la verdad, que ya estoy cansado de ese tema.

¿Le ha decepcionado?

Totalmente. Lo trajimos con mucho esfuerzo, hablando mucho con él. Lo veíamos la continuidad para nosotros de muchas cosas dentro del Celta. Fue muy decepcionante, por supuesto.

Ampliar

De canterano a canterano. ¿Por qué vendieron a Brais Méndez?

Porque no teníamos tope, como todos. No era nuestra primera opción de venta.

Se lo digo con sinceridad, me parece que se vendió muy barato.

Creo que el mercado no ha pagado más. Creo que es el fichaje más caro de un español.

Ustedes han pagado once millones por Larsen, que sólo fue una vez internacional con Noruega y jugaba en una liga menor. Y Brais, que es internacional por España y tiene peso en la Liga, se va por quince.

Claro, pero piensa en los mercados. ¿Cuántas ofertas tenía Larsen de Inglaterra y cuántas tenía Brais? Es exactamente igual que cualquier mercancía, el mercado te marca el precio. Y fíjate lo que tuvimos que hacer para traer a Larsen, que no nos lo querían vender ni por ese precio.

Mucha gente veía a Brais como el heredero natural de Aspas. ¿Usted también?

No, yo te lo digo sinceramente, cuando trajimos a Denis pensé que iba a ser él. Después Brais fue ganando protagonismo y ahora quizás sí. Pero lo teníamos que hacer, sino estaríamos con el mismo problema que otros equipos, sin poder inscribir a futbolistas. Si nos hubieran pagado una cantidad similar por otro jugador, lo hubiéramos vendido antes que a Brais.

Siguiendo con canteranos. ¿Qué le parece que Aspas se haya vuelto a quedar fuera de la lista de la Selección?

Me molesta muchísimo que se esté diciendo ahora que Iago tiene que ir porque Gerard se lesionó, porque Rodrigo no está, porque Raúl de Tomás no juega... Eso me molesta porque Iago no tiene que ir por ningún descarte, tiene que ir por sus propios méritos, porque se lo ha ganado, porque se entrega en todos los partidos y porque sigue marcando goles.

¿Quién fue más importante para la supervivencia del Celta, Iago Aspas o la ley concursal?

Las circunstancias son diferentes. En aquel momento salvar la concursal era lo más importante. Para nosotros era mucho más importante la viabilidad financiera, sino Aspas no estaría en el Celta. Posiblemente si no marca aquellos dos goles ante el Alavés y el equipo baja a Segunda B, estaría en peligro esa viabilidad también, pero no superar la ley concursal también. Es complicado, pero todo tuvo que ver, tanto la ley concursal como la colaboración de Aspas.

¿Cómo va la renovación de Hugo Mallo?

Cualquier día que diga él que nos sentemos, pues lo haremos y lo arreglaremos. No hay esa presión que hay con los representantes de los jugadores de fuera, que quieren saber su futuro, su proyecto deportivo. Con él no tenemos esa presión.

¿Cómo ha sido la primera experiencia con Luís Campos?

Yo creo que buena. Quizás hubo un momento que estuvimos algo agobiados porque llegó en un momento muy difícil para el Celta, con muchísimos cambios, y llegó también al PSG en un momento muy difícil, con muchísimos cambios. Tiene ahora un proyecto precioso para desarrollar con nosotros. Ahora ya puede planificar con mucho tiempo y puede ayudarnos a encontrar esa gente joven, juegue donde juegue, que haga que este equipo lo consigamos mejorar bastante.

¿Cómo es la relación contractual de Luís Campos y el Celta?

Él factura un fijo por toda la temporada, igual que un entrenador. Estamos los dos de acuerdo y cobra tanto por temporada. No hay facturaciones extra ni comisiones. No sólo eso, sino que nosotros tenemos un límite para pagar a los representantes, que oscila entre el 5 y el 10%. A todos, los traiga Campos, Miñambres o se ofrezcan ellos.

Campos está siempre en el punto de mira del PSG, ¿Le queda tiempo para el Celta?

Yo creo que sí. Su trabajo fue muy complicado en estos tres meses porque es muy difícil formar dos equipos en tan poco tiempo, pero creo que ahora podrá planificar mejor. Él siempre dice que no es un secretario técnico, sino que es un arquitecto de los equipos. Él dice que para armar su puzle necesita entrar en las entrañas del club, saber cómo piensa la afición, qué estilo de juego le gusta a la afición, qué quiere el entrenador... Se mete en todo y después diseña. Este año no tuvo esa experiencia, pero ahora tiene todo un año para planificar. Puede hacer una labor preciosa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?